ANTENAS HERMAN

SOMOS DE BARCELONA

628 11 77 28

antenasherman@gmail.com

MANO DE OBRA: 35 € / HORA - DESPLAZAMIENTO: 20 € - PRECIOS SIN IVA

INTRODUCCIÓN

 

España es el país del sol, y vamos a empezar a aprovecharlo de verdad.

Mediante la instalación de placas solares en nuestra vivienda, podemos reducir el consumo de electricidad de la red eléctrica para reducir el importe de las facturas considerablemente. Si además instalamos un lote de baterías podemos desconectarnos tranquilamente y para siempre de la red eléctrica y dejar de pagar las abusivas facturas.

 

El coste de una instalación de este tipo se amortizará en un plazo máximo de 10 años. Las placas solares tienen una vida útil de por lo menos 25 años, a partir de allí siguen funcionando a un rendimiento de un 80% aproximadamente, así que son perfectamente útiles durante toda la vida. Las baterías tienen una vida útil de unos 15 años, a partir de allí habrá que sustituirlas.

 

Actualmente la tecnología de las baterías está en plena evolución. Eso implica que es recomendable esperar un cierto tiempo a que aparezcan en el mercado las esperadas baterías de litio a un precio asequible. Ya existen baterías de litio del famoso fabricante Tesla, que garantiza su uso perfecto durante 30 años sin límite de cargas-descargas, pero su precio es algo elevado, unos 6000 €, y dependiendo del caso, pueden ser necesarias dos unidades (en viviendas con un alto consumo energético).

Las baterías que tienen actualmente una mejor relación calidad precio son las baterías de gel, con un coste un 40% más barato respecto a Tesla. Definitivamente, la batería de Tesla sería más rentable porque su duración es el doble que la de gel, pero la inversión a realizar a veces es un problema.

 

El problema que tenemos en España es el gobierno, que pone trabas para que el consumidor no se pase a la energía solar.

La traba principal es que el gobierno debería legislar el hecho de que el consumidor pueda inyectar a la red la energía que produce mendiante las placas solares, y que la compañía eléctrica compre esa electricidad. De esta forma las baterías dejan de ser necesarias para el consumidor, ya que el consumidor está conectado a la red eléctrica como ha estado toda la vida, consumiendo de la red, y vendiendo la electricidad que genera mediante sus placas que tiene instaladas. Así, si la energía que produce es superior a la que consume, podría incluso ganar dinero con ellas.

Actualmente, en España no se puede inyectar energía en la red eléctrica. Eso implica que la instalación que se necesita para producir la propia energía solar sea más compleja y más costosa. Será necesario adquirir baterías y un dispositivo que hace las funciones de cargador de baterías, conmutador entre la red eléctrica, baterias y placas solares, e inversor de 12VDC a 220VAC.

 

¿QUE COSTE TIENE UNA INSTALACIÓN SOLAR FOTOVOLTAICA?

 

Vamos a realizar el cálculo del coste de todo el sistema, para ello es necesario calcular el gasto energético que tiene nuestra vivienda, y para no entrar en cálculos complicados presentamos una tabla orientativa de los Kilo Watios Hora (KWH) que consumen las viviendas:

 

Vivienda típica de 4 personas

Consumo diario:

 

Iluminación: 1 KWH

Horno: 0.5 KWH

Lavavjillas: 2 KWH

Lavadora: 1 KWH

Nevera: 0.5 KWH

Ordenadores: 1 KWH

Televisores: 1 KWH

Vitrocerámica: 1 KWH

Otros electrodomésticos: 1 KWH

 

TOTAL: 9 KWH

 

Realizar un cálculo exacto del consumo puede realizarse a partir de la factura eléctrica de la vivienda.

 

Número de placas solares necesarias:

Lo primero que calculamos es el número de placas solares necesarias, con las placas solares que encontramos en el mercado en estos momentos, las de 260 Vatios de pico, producimos unos 1000W diarios (1KW). Hay que decir que en verano la producción será mayor que en invierno, puesto que las placas trabajan mejor con altas temperaturas y además hay más horas de sol diarias.

 

Entonces para esta vivienda necesitaríamos por lo menos 9 placas de 260 Vatios. Hay que decir que la producción de pico solo se alcanza cuando: la orientación de la placa es perfecta, el cielo está despejado, al mediodía, y la temperatura ronda los 25ºC (todas las condiciones se han de dar a la vez). La producción de energía substancial se da entre las 11AM y las 16PM en invierno, siempre que la placa tenga una buena exposición al sol (no tenga sombras).

Si la placa no puede orientarse correctamente por razones de que la casa está mal expuesta al sol (algo inevitable en muchos casos) el número de placas necesarias será mayor. Hay que estudiar cada caso personalizadamente.

 

Número de baterias necesarias:

Lo segundo es calcular el número de baterias necesarias, si es que queremos instalar baterías.

La principal característica a tener en cuenta de las baterías es que son muy pesadas (50 kilos cada una) y que son muy grandes, por lo que no en todos los casos puede ser conveniente, eso queda a elección del propietario de la vivienda.

Cada batería almacena unos 3KWH, por lo que si queremos tener cubiertas las necesidades de la casa durante 3 dias nublados consecutivos necesitaremos 9 unidades.

Será necesario adquirir un generador eléctrico a gasolina para cubrir posibles casos de escasez de energía. Otra opción es la de seguir conectado a la red eléctrica para casos de emergencia, contratando por ejemplo una potencia de 4 KW, y que cargue las baterías en caso necesario.

 

En caso de que no queramos tener baterías instaladas, o queramos tener menos, necesitaremos estar conectados a la red eléctrica.

Lo más recomendable por el momento es seguir conectados a la red eléctrica para cubrir emergencias de forma cómoda, y ahorrar el coste de las baterías, porque la normativa europea obligará a España a comprar la energía solar producida por las viviendas en un medio plazo.

 

Estructura para las placas solares:

La tercera consideración a tener en cuenta es la ubicación de las placas solares y la estructura que se utilizará para instalarlas. Como las placas se suelen instalar en el tejado, hay que estudiar la mejor ubicación para las placas, teniendo en cuenta el ahorro de costes según donde se instalen, la seguridad del anclaje utilizado, y la orientación para obtener mejor rendimiento. Cada caso es único y debe ser estudiado por alguien con experiencia.

 

Central controladora:

Por último, todo el sistema es controlado por una unidad central a la que se conectan las placas, las baterías, el cuadro eléctrico de la vivienda y la red eléctrica de apoyo (generador o red de suministro convencional). Estas centrales tienen una potencia típica que pueden abastecer a la vivenda, la más típica es de 4 KW con picos de consumo de hasta 8 KW. Esta potencia nos permitiría tener funcionando simultáneamente un horno y la vitro, pero poca cosa mas. Si el consumo instantáneo de una vivenda es superior hay que instalar una central de más capacidad.

 

En conclusión, las instalaciones fotovoltaicas nos ahorrarán mucho dinero, pero habrá que tener en cuenta que el sistema está más limitado en cuanto a electrodomésticos podamos tener conectados simultáneamente, pero que modificando las costumbres podemos seguir manteniendo el mismo consumo e incluso superior que antes. Por ejemplo, pasando de utilizar la lavadora y el lavavajillas en horas diferentes a las de cocinar ya nos reducirá mucho la capacidad necesaria para la central.

Luego, en verano, cuando la producción es mucho más elevada, podemos hacer un uso extra del aire acondicionado sin necesidad de preocuparse.

 

Coste total:

 

9 x placas solares fotovoltaicas 260Wp = 1800 €

9 x baterias de gel = 2880 €

1 x estructura para placas = 500 €

1 x Central controladora = 1400 €

1 x cableado = 200 €

1 x Mano de obra total = 1200 €

1 x Generador = 600 €

TOTAL = 8580 €

 

El coste de la factura eléctrica para estos consumos, si no tuviéramos una instalación solar, ascenderían aproximadamente a 160 €  cada 2 meses. La amortización se produciría en un total de 8580/80 = 107,25 meses (9 años). A partir de entonces sería únicamente necesario renovar las baterias, que tienen actualmente una vida útil de 12 años. Al cabo de 12 años el precio de las baterías será mucho menor y de mayor capacidad que las actuales.

 

El único inconveniente, si se le puede llamar así, es que en 12 años, las placas solares también habrán evolucionado y posiblemente desearemos cambiarlas para obtener los beneficios de las nuevas tecnologías que hayan aparecido.